Durmiente

A veces siento que llevo dos vidas paralelas. La vida en la que estoy despierto y la vida cuando duermo. Siempre he sido despistado y a veces me pierdo entre ambas vidas. Transito entre ellas y abrazo momentos que trato de llevar de una vida a la otra. Pero las testarudas leyes de la lógica no te permiten esos anhelos.

A veces despierto más aquí que allá. Y allá te encuentro dormida a mi lado. Estás cansada, y aunque quisiera conversar sin sentido por horas prefiero que duermas y sigas en el pasaje por la vida de los sueños. Me gusta que duermas en mi cama. Me siento protector. Le encuentro sentido a las cosas que en la vida de los despiertos no encuentro. Aunque ahora mismo no sé dónde tengo los pies. No sé si estoy en el sueño o despierto. No lo sé, pero bajo de la cama con mucho cuidado para no despertarte.

Y me siento a la computadora a escribir mientras la miro en la cama. Lamento que mientras ha estado despierta nunca le he leído algún texto de los que he escrito para ella. Temo que su reacción me resulte embarazosa. Aun así le escribo porque es ella quien conoce mis intemperancias, mis cambios de ánimo, mi silencio, mi extraño humor. Es, a su manera, la versión de lo que he sido, pero sonriente y extrovertida.

Me pongo a escribir algo que es para ella. Un texto divertido de cuando nos conocimos. Lucho contra el sueño, por lo que presumo que estoy despierto. El cansancio me va alejando de lo que escribo, insisto en mantenerme despierto y terminar el texto como si no hubiera otra oportunidad. Pero no puedo, me rindo. Regreso a la cama a dormir un rato a su lado. Mi vida se bifurca entre dos mundos. Y al despertar, ya no estás allí. Todo lo he soñado y lo único que me quedó de antes de caer dormido fue este texto que escribí titulado Bifurcaciones.

Estoy cansado, trato de dormir para entrar en el otro mundo. Pero no puedo. No logro dormir. A veces siento que entre los dos mundos elegiría uno solo. Aquel donde soy el protector. En el otro pierdo el rumbo. Publico el texto en mi blog, apago la computadora y me marcho. Temo llegar a sufrir insomnio. Temo que si no duermo huirán los a veces.

_____________________

cuento de ruptura, cuento de reconciliación, cuento de protección, proteger al ser amado, insomnio en pareja, regresar con el ser amado, volver con el ser amado, cuento triste final de una relación