Tigres de Aragua, campeones

·

Se suele decir que el deporte es la sublimación de la guerra. Si esto fuese cierto, mirando la caravana de recibimiento de los Tigres de Aragua, actuales campeones de la LVBP y ganadores de la reciente la Serie del Caribe 2009, me doy cuenta que es mejor que ni le hagamos la guerra a Haití.

·

Caravana de los Tigres de Aragua, campeones de la Serie del Caribe

Tigres de Aragua desfilan (?) en un camión de papas

·

Desafortunado tratamiento que le damos a nuestros héroes deportivos: los Tigres de Aragua llegan a Venezuela y la Gobernación de Aragua ha sido generosa en… prestarles un camión de papas o cerdos para que den su paseo triunfal (?) por la ciudad de Maracay.

Podrá parecer esto un hecho anecdótico y más de uno habrá reído de ver a un blanco-anglosajón-protestante como Buddy Bailey encaramándose sobre unas tablas de madera. Pero esto va más allá: es un símbolo poderoso de cómo somos como nación, un país que tiene la improvisación y la chapuza para hacer las cosas como señas características de nuestra identidad. Triste, pero es así. No me digan que dinero nos falta para haber llevado a cabo una ceremonia con la grandeza que requiere unos representantes del país en el extranjero. Aquí el simbolismo cuenta.

Para no ir más lejos, comparen la imagen anterior con la caravana de recibimiento de España cuando ganó la Eurocopa 2008; Brasil (un país vecino) hizo algo parecido cuando ganó la copa de Mundo de 2002, incluso la selección francesa de fútbol, después de perder el Mundial del 2006, fue recibida en el Palacio del Elíseo. Alguien me dijo que no somos europeos ni estadounidenses, como si ser latinoamericanos fuese un justificativo para hacer mal las cosas.

·

España, campeona de la Eurocopa

Recibimiento de España tras ganar la Eurocopa 2008

·

Si este es el trato que un gobierno que se jacta de ser nacionalista da a quienes nos representan en el exterior, y en el «deporte nacional», no es para menos que dentro de nuestras fronteras nacionales a los ciudadanos comunes nos dé un trato mucho peor.

A pesar de ese paseo tan poco digno para unos campeones, creo que ellos saben muy bien lo orgullosos que estamos, así como de la Vinotinto sub’20, de quienes limpian en el extranjero el nombre de Venezuela que otros se encargan de enlodar.

·

Bonus track: el video de donde saqué el fotograma está aquí.