No sé cómo llegué a él. Fue hace poco. Leí su biografía: tenía 30 años cuando una noche se sumergió en las aguas de un río y su cuerpo apareció días después. La tragedia truncó su carrera en el mejor momento. La voz de Jeff Buckley es triste, melancólica, hermosa. Dejó solo un disco y varios covers increíbles.

En las últimas semanas su música se repite incansablemente en mi cabeza. También me sumerjo en la tristeza, en la melancolía y en la hermosura. Todo se mezcla con la voz de Jeff Buckley como acompañante solitario.