La sencilla cámara de celular oculta de un estudiante universitario bastó para poner al descubierto el primitivismo y el miedo que abundan en amplios sectores de la sociedad venezolana y que, en este caso, resulta terriblemente indignante porque el expositor de la intolerancia fue nada menos que un profesor universitario de Derecho, cuya tarea debería ser la difícil formación de ciudadanos. El caso del profesor Pedro Alejandro Lava Socorro revela, además, el poder de la Web 2.0: a pocas horas de subido el vídeo a Youtube, ya contaba con miles de reproducciones y el perfil en Facebook del profesor homofóbico fue eliminado. Este es un paso importante en la sociedad de hoy, que cuenta con nuevas herramientas para impulsar el cambio de la propia sociedad, abriendo a todos el poder de la crítica y de la denuncia a través de noticias inmediatas y sin filtros. » Transcripción del discurso del profesor Pedro Alejandro Lava Socorro.