padre_inmigrante

Hoy fui testigo de esta escena:

─Hijo, quiero pedirte disculpas. Cuando tenía tu edad salí de mi país. Mi país vivía malos tiempos; diferencias que nos eran ajenas nos llevaron a crudas disputas, a empuñar el arma contra el amigo, a odiar al que hasta ayer no era distinto a nosotros, a destruir todo lo que alguna vez nos emparentó. Y sobre esas tierras convertidas en osarios hubo hambre, escaseó el pan. Las fábricas cerraron, no había trabajo para los jóvenes de tu edad. Salimos de unos malos hombres y otros iguales ocuparon el lugar, la fuerza de las armas otra vez se impuso, hijo, y nuestra tierra, la tierra que nos dio nuestro apellido, ya dejó de ser nuestra, dejó de ser reconocible, hijo, no tuvimos más opción que irnos a otros lugares para ganarnos la vida. Nos fuimos esparciendo por tierras lejanas, con lenguas diferentes. Nuestra familia se desmembró con la ilusión de que algún día nos reencontraríamos, de que compartiríamos mesa otra vez, pero el tiempo pasó y esa ilusión se perdió en un pasado remoto y de tristezas, en la memoria de una tierra que ya no queremos llevar en nuestras cabezas, hijo, y el tiempo fue echando raíces en esta nueva tierra, acá conocimos nueva gente, acá muchos se casaron, acá conocimos la dicha, acá nacieron tú y tus hermanos. Nunca esperé que las cosas fueran fáciles, y tú mismo viviste en carne propia la dureza de del emigrante, condición que sin embargo cargabas siempre con orgullo. Pero esta era la tierra que te di, hijo, la tierra en la que nos esforzamos tu mamá y yo en que las cosas fueran mejores, y ahora te pido disculpas porque ya no estás más aquí. Porque la tierra que te vio nacer es la misma que te despide con ingratitud. No era mi intención esta, hijo. Quería darte algo mejor de lo que tuve o podía llegar a tener, y antes perdí mi tierra y ahora te pierdo a ti. Te pierdo en un país cuya ruina ya me es muy familiar y triste. En un país que me devuelve a la memoria mi propia juventud y todo este tiempo que creí construir se desmorona con tu marcha. Discúlpame, discúlpame por hacerte esto.