Vinotinto sub20

Mientras las calles de Caracas se sacudían por un temblor, mucho más lejos, precisamente en el templo de Luxor, a otros venezolanos de seguro también le estaban temblando las piernas. Me refiero a los miembros de la FVF que acudieron a presenciar el sorteo de los grupos del Mundial Sub20 Egipto 2009, en el que participará por primera vez una selección oficial de Venezuela.

Quedamos encuadrados en el grupo BMundial Sub20 Egipto 2009, junto con las selecciones de Nigeria, España y… Tahití. A pesar de los nombres, no es un grupo tan imposible como lo pintan. Nigeria es un rival de cuidado, una selección poderosa en categorías inferiores como todas las selecciones africanas, pero no es imbatible. España es el otro rival de peso, y de seguro será un partido complicado; pero hay que tener presente que, pese a su campeonato sub20 en 1999, la sub20 española no es la roja de mayores. Por último, está Tahití. Lo primero que pensé cuando oí esta selección fue: ¿En Tahití juegan fútbol? Lo segundo fue: ¿En Tahití hay población suficiente y cualificada para armar una selección de fútbol mundialista? Pues investigando encontré que esta nación, a pesar de ser un territorio francés de ultramar, cuenta con seleccionado propio; si las cosas funcionan según la lógica, debería ser la cenicienta del grupo, y para ello me remito a un hecho concreto: proviene de la Confederación de Fútbol de Oceanía, la menos competitiva de todas las confederaciones internacionales de fútbol (como ejemplo, el mejor resultado histórico de la selección de Tahití fue un 30 [treinta] a 0 [cero] que le encajó a las Islas Cook). Por lo tanto, es el rival que, en última instancia, podría darnos los puntos necesarios para el pase a la siguiente ronda (tomando en cuenta que clasifican a esta ronda los dos primeros de cada grupo más los cuatro mejores terceros).

Si ello ocurre, en segunda ronda nos tocaría enfrentarnos a posibles rivales como Alemania, Camerún o Ghana o, en el mejor de los casos, si quedamos de segundo en nuestro grupo, a una selección no muy fuerte proveniente del grupo F (Emiratos Árabes Unidos, Sudáfrica, Honduras y Hungría). A partir de entonces, la competición será otra. La cuestión está en avanzar a segunda ronda; si lo logramos, habremos ido a Egipto sin planes de hacer únicamente turismo.