Recientemente, el canal del Estado estrenó un programa que sólo puede pasar por farsa: Zurda Konducta, programa encabezado por unos tipos con actitud pretendidamente rebelde e iconoclasta cuyo mensaje sin embargo consiste en apegarse ciegamente, como buenos soldaditos, a la causa militarista. El programa es una mezcla de actitud punk pro-sistema, underground financiado por las arcas del Estado, izquierda prêt-à-porter y estética subversiva cool. Sergio M. publica en panfletonegro un post sobre el programa y suelta verdades más contundentes que las armas que glorifican el actual Gobierno: «Los cinco conductores se jactaban de sus carencias y hacían alarde de ellas como niños arrogantes del estado, guapos y apoyados por los fusiles, las bayonetas, las milicias y las chequeras del gobierno» o «Zurda Konducta” son el mejor ejemplo viviente del triste arquetipo del “periodista tarifado”, pagado para disparar primero y averiguar después, bajo el amparo y la sombra del poder de turno». El artículo completo acá.