Manuel Masías (1980-2005)

·

Vaya ejercicio el del rock and roll, que no sólo acaba con sus practicantes sino que, periódicamente, parece querer destruirse a sí mismo. Si hace poco le dedicaba una entrada a un nuevo aniversario de la olvidada muerte del olvidado Cayayo Troconis, ahora me ocupa el tiempo la dedicatoria a Manuel Masías, cantante, bajista y cerebro de la caraqueña Liqüet. Si bien esta banda —ganadora del Festival Nuevas Bandas del año 2002— nunca me llamó la admiración, me entristece el hecho de que la muerte del líder de una de las bandas más talentosas constituye como otro golpe a nuestra escena musical y que, al igual que Cayayo, tuvo el lamentable antojo de morir muy joven para dejar en muchos, como la muerte de aquél, una impresión de orfandad e inicio de un estancamiento como la que siguió a la muerte del genio detrás de Dermis Tatú y Sentimiento Muerto.

Conocí musicalmente a Liqüet gracias a los especiales del Festival Nuevas Bandas 2002 que transmitió Puma TV. Como decía antes, no me llamaron la atención porque eran una banda de NüMetal (como verán, el umlaut es muy apreciado dentro de esta corriente), un estilo musical que nace en la marginación que viven adolescentes en países del primer mundo mientras que acá, en nuestra nación tropical y bolivariana de la gozadera, resulta un estilo muy forzado y hasta voluntariosamente rabioso. Fue, precisamente, el Festival Nuevas Bandas en el que se homenajeó a Sentimiento Muerto y, de manera especial y para nada acertada, a Cayayo Troconis; una de las bandas que participó fue Liqüet.

Haz clic para oír What the fuck de Liqüet.

·
Rock hecho en Venezuela

zolanas